Archivo de la Categoría ‘Financial Markets’

11
Dic

A raíz de la gran crisis financiera de 2008 se ha aumentado la supervisión y regulación del sector financiero siendo los principales objetivos dentro de la Unión Europea el reconstruir la confianza en los mercados y aumentar la protección al consumidor.

02

Uno de estos avances lo encontramos en el Reglamento de la Unión Europea nº 1286/2014 que regula los productos de inversión minorista empaquetados (PRIIPs) que, aunque entró en vigor el 29 de diciembre de 2014, es directamente aplicable en todos los estados miembros desde el 31 de diciembre de 2016.

Los PRIIPs son aquellos productos en los que el importe reembolsable al inversor minorista está sujeto a fluctuación. Aunque en la terminología internacional ambas quedan recogidas bajo las siglas PRIIP, en España se trata de un producto que es uno o ambos de los siguientes:

  1. Producto de inversión minorista empaquetados: La suma a devolver al inversor está sujeta a fluctuaciones por la exposición a valores de referencia o al rendimiento de uno o más activos no adquiridos directamente por el inversor minorista.
  2. Producto de inversión basado en seguros: El valor de vencimiento está total o parcialmente expuesto, directa o indirectamente, a la fluctuación de mercado.

En cuanto al alcance de la regulación hay que destacar que, aunque no existe una lista exhaustiva, algunos de los productos incluídos son los fondos de inversión, productos estructurados, productos de seguro, productos de seguros de vida con un elemento de inversión, inversiones derivadas y depósitos estructurados. Asimismo, cabe la posibilidad de futuras revisiones que modifiquen el alcance del reglamento.

Al ser uno de los objetivos principales el mejorar la transparencia en los mercados, se obliga a los fabricantes del producto a preparar un documento breve y estandarizado de información clave para el inversor (KID- Key Information Document) que debe ser facilitado por la entidad asesora o vendedora del PRIIP. En el artículo 6 del Reglamento se detallan las características de formato, idioma y publicación que deben seguirse. La información requerida debe mantenerse actualizada y, en caso de realizarse algún cambio, debe ser redistribuída a los inversores minoristas. Esta información que el KID debe contener es:

Dado que en España el 90% de la distribución de fondos de inversión se realiza a través de entidades de crédito y servicios de comercialización y, que el 82% del inversor en fondos es minorista e invierte menos de 20.000 euros, existe el miedo a que si disminuye la comercialización de los mismos por las trabas que MiFID II supone, en vez de aumentar el acceso a los fondos por otras vías como el asesoramiento, se de una menor comercialización de fondos a favor de otro tipo de productos.

Además, Insurance Europe, vaticina que puede darse una sobreabundancia de datos precontractuales al ser tres las normativas vigentes en materia de seguros: la directiva Solvencia II, PRIIPs y la propuesta sobre mediación en los seguros IMD 2 que, aunque tengan objetivos diferentes, cuentan con obligaciones de entrega de documentación similares recibiendo un inversor tres informaciones muy parecidas si no iguales en distintos formatos. 

Antonio Rivela

Profesor de IE Business School y Experto Forense en Netvalue Forensic

30
Nov

Regulación Europea para los derivados de crédito

Escrito el 30 noviembre 2017 por Antonio Rivela Rodríguez en Financial Markets

 

En la última década del S.XX y durante el principio del S.XXI el mercado de derivados experimentó un incremento significativo debiéndose la parte más importante al aumento en la negociación y contratación de instrumentos financieros derivados OTC (Over the Counter), no negociados en un intercambio ni en bolsas de valores. Estos instrumentos solían carecer de transparencia al ser negociados de forma privada entre las partes aunque no debemos olvidar que la mayoría eran entidades financieras sometidas a supervisión.

La mayoría de los derivados se articulaban mediante acuerdos bilaterales con un riesgo de crédito y bajo unas condiciones jurídicas y financieras no conocidas por terceros. Por ello, los supervisores no contaban con información real sobre el tamaño y las operaciones no siendo posible valorar correctamente el riesgo sistemático de dicho mercado para gestionarlo de forma preventiva. Esta falta de información afectaba incluso a las propias partes que únicamente conocían su exposición al riesgo estando en muchos casos las garantías prestadas infravaloradas. Estos hechos, unidos a la elevada concentración del mercado y la intensa interconexión de los participantes, explican que parte de la doctrina económica señalase a los derivados OTC, y más concretamente a los CDS, como causante o multiplicador de la crisis financiera de 2008.

Por ello, en los acuerdos de Pittsburgh establecidos por el G20 en 2009 ya se establecieron una serie de medidas encaminadas a buscar la transparencia y mitigar los riesgos en los mercados siguiendo las recomendaciones concretas de expertos incluidas en el “Informe Larosiere” para la mejora del marco regulatorio y supervisor de la Unión. En este informe se dan recomendaciones y respuestas en relación a la regulación, la gestión y resolución de crisis y ámbito supervisor.

Siguiendo con la tendencia, en 2012 se aprueba el Reglamento de la Unión Europea nº 648/2012 (EMIR) que supone una modificación estructural del mercado de derivados. Las cuestiones reguladas han ido entrando en vigor en diferentes momentos de tiempo. Aunque no supone una regulación integral del mercado de derivados al quedar excluidas cuestiones como la negociación de
los mismos en mercados organizados o la información pre y post contractual que serán incluidos en la normativa MiFID II, sí impone ciertas obligaciones para cumplir sus objetivos principales.

A pesar de la regulación MiFID II, que entrará en vigor en Enero de 2018, en 2016 se hizo una revisión del Reglamento EMIR (REFIT) por parte de la Comisión Europea junto con la Autoridad Europea de Valores y Mercados, la Junta Europea de riesgo Sistémico y el Sistema Europeo de Bancos Centrales para adaptarlo a las circunstancias del mercado y hacer normas más simples y proporcionales teniendo en cuenta que no es posible realizar un estudio completo del mismo al no estar completamente instauradas algunas de sus obligaciones. Se revisó el Reglamento con el objetivo de hacerlo más eficaz y eficiente analizando su eficacia, efectividad, relevancia, coherencia y valor añadido a la acción de la Unión Europea. Se cambiaron ciertas normas como son la consideración de entidad no financiera, la creación de un nuevo mecanismo de supervisión que dependa de la AEVM encargado de la vigilancia de las cámaras de compensación de la Unión Europea, así como otras definiciones, obligaciones de comunicación y obligaciones de registro.

En cuanto a la eficacia se identificaron ciertas áreas en las que los requerimientos podrían estar mejor calibrados para eliminar costes desproporcionados para ciertas transacciones o partes de la negociación de derivados como por ejemplo las instituciones no financieras o fondos de pensiones. En relación a la efectividad, aunque el análisis de EMIR inicial es bueno, se considera que es posible simplificar algunos requisitos sin poner en riesgo la estabilidad financiera global. Analizando la relevancia se determina que los requisitos principales del EMIR van de la mano con los esfuerzos internacionales de reformar el mercado global de derivados OTC. Por otro lado, EMIR es plenamente coherente con el resto de legislaciones europeas. Finalmente, en cuanto al valor añadido a la acción de la Unión Europea, EMIR cubre una brecha que existía en la legislación al introducir una nueva infraestructura que logre un proceso uniforme a nivel europeo que cubra la falta de transparencia en los mercados derivados OTC y sus riesgos sistemáticos asociados.

Como conclusión, tras las últimas crisis vividas a nivel global se puede observar una tendencia a una mayor regulación del sector financiero que cubra ciertas lagunas que tenía anteriormente y le otorgue de una mayor transparencia que se refleje en la confianza en el mismo por parte de los consumidores. A las comentadas en este artículo se añaden la famosa normativa MiFID II que afectará a todo el sector en general así como normativas para regular áreas específicas dentro del mismo como son los PRIIPS o los mercados de derivados. No obstante, hasta que todas estas medidas no se instauren en su totalidad y pase un tiempo prudencial, no podremos medir su efectividad.

 

Antonio Rivela

Profesor de  IE Business School y Experto Forense en Netvalue Forensic SLP

23
Abr

ALM Master Class: Hedging interest rate risk

Escrito el 23 abril 2013 por Antonio Rivela Rodríguez en Analisis Financiero, Financial Markets

ALM Master Class on Hedging interest rate risk will be broadcasted on internet at 4pm MAD Time today 23 April 2013.

Topics to be discussed will include how to hedge financial liabilities using modified duration and convexity in real life.

The financial and mathematical framework will be discussed.

The flavor of the month in the industry is the so called “key-rates duration” or “buckets duration”. We will discuss that concept as well.

At the end of the session a real case will be solved using Matlab software.

 

Click here to register for master class

ALM Case to be used in Master Class (Matlab)

 

1
Abr

Cómo analizar una inversión cuantitativamente

Escrito el 1 abril 2013 por Antonio Rivela Rodríguez en Analisis Financiero, Financial Markets

Numerosas veces nos preguntan cómo seleccionar una inversión de forma racional.

Antes que nada, todo se debería calcular en base a los retornos (o rendimientos) de los activos. Muchos participantes del mercado cometen el error de tomar como argumentos de entrada los precios de los activos. Este fallo es grave, ya que no estarían comparando manzanas con manzanas.

Pongamos un ejemplo de tres estrategias en subyacentes diferenciados (divisa, materias primas y renta variable):

1) Compramos el EUR/USD a 1,3 y vendemos a 1,5

2) Compramos petróleo a 100$/barril y vendemos a 90$/barril, y el almacenamiento nos cuesta 1$/barril.

3) Compramos acciones de IBM a 100$/acción, vendemos al cabo de un año a 110$/acción y cobramos un dividendo de 5$/acción.

Como vemos, es imposible comparar las estrategias en base a precios, porque hasta las unidades de medida son diferentes. Es importante destacar que hay que ajustar el cobro de cupones o dividendos, para poder tenerlos en cuenta. De la misma forma hay que restar gastos de mantenimiento.

Veámoslo en retornos o rendimientos: La primera estrategia obtiene una subida del 20%, la segunda sufre una bajada del 11% (-10%-1% de mantenimiento) y la tercera obtiene un retorno del 15% (10% de plusvalía+5% de dividendos). De esta forma sí que podemos comparar las estrategias.

A continuación se exponen las métricas más utilizadas por los profesionales del sector.

Máximo Drawdown: Es la rentabilidad mínima entre todas las combinaciones posibles desde un valor máximo en los liquidativos del fondo hasta un

mínimo posterior.

Ratio de Sharpe: expresa la prima de riesgo obtenido porcada unidad de riesgo total soportado por la cartera. A mejor Sharpe, mejor es el fondo.

Ratio de Sortino: En su cálculo considera el exceso de rentabilidad esperada sobre el activo sin riesgo; sin embargo, la medida de volatilidad utilizada para corregir el ratio por riesgo, a diferencia de Sharpe no tiene nada que ver con la tradicional desviación estándar utilizándose en su lugar, una medida de dispersión de los rendimientos negativos (downside risk). Es decir, diferencia entre “la buena” y “la mala” volatilidad.

Downside risk: potencial pérdida del fondo si las circunstancias de mercado varían negativamente.

Ratio de Treynor: propone como medida ex post del performance de la cartera el exceso de rentabilidad por unidad de riesgo sistemático. El exceso de rentabilidad o prima de riesgo viene definido por la diferencia entre el rendimiento de la cartera y la tasa libre de riesgo. El riesgo sistemático o de mercado viene medido por la beta de la cartera.

Ratio Omega: Es el cociente entre la probabilidad de tener una ganancia y la probabilidad de tener una pérdida. Cuanto mayor sea, mejor. La ratio tiene en cuenta las situaciones menos frecuentes.

Alfa: Mide la rentabilidad de una inversión con independencia de la evolución del mercado. Es fiable si va con un alto R2 (factor de correlación entre el fondo y el índice).

Desviación estándar: Mide la frecuencia e intensidad de los cambios del precio de un activo. Se calcula con la desviación estándar del cambio en un
periodo de tiempo determinado.

Tiempo de recuperación tras caída: Es el número de días transcurridos desde que se alcanzó el mínimo hasta que el valor liquidativo vuelve a ser igual o superior al del máximo.

Ratio de Información: indica el exceso de retorno de la cartera sobre el índice de referencia ponderado por la unidad de riesgo relativo al índice de referencia.

Tracking error: desviación típica de las diferencias de rentabilidad de la cartera y el índice de referencia

Fuente: Funds People
21
Ago

Es la deuda privada estúpido!

Escrito el 21 agosto 2012 por Antonio Rivela Rodríguez en Analisis Financiero, Financial Markets

Este artículo “Crystal Clear” de Juan Abascal, publicado en El Mundo y El Expansión arroja luz sobre la deuda que es realmente preocupante… y no es precisamente la pública sino la privada.

Juan Abascal Heredero es Economista del Estado, experto financiero en Netvalue Forensic y un brillante alumno nuestro en el Máster in Advance Finance del IE Business School.

No hay ninguna crisis económica que dure para siempre. Todas las crisis pasan, algunas gracias a la política económica y, otras a pesar de la política económica, y condenan a un país a pasar años de sufrimiento de manera innecesaria, como es el caso de la actual crisis.

La razón es que se está luchando contra el enemigo equivocado. Se lucha contra el déficit y la deuda pública, cuando el principal lastre para la recuperación económica en España es la enorme acumulación de deuda privada. Un proceso de acumulación de deuda privada cuyos principales responsables hay que buscarlos en nuestro país. En la mala gestión de nuestras entidades financieras, en la laxitud del Banco de España, en la voracidad crediticia de nuestros hogares y empresas y en los distintos gobiernos, que no sólo no buscaron remedios, sino que incentivaron fiscalmente la compra de vivienda y el endeudamiento de las empresas.

Reconocer nuestros errores, no impide decir que también hubo cierta responsabilidad más allá de nuestras fronteras y, en concreto, en el Banco Central Europeo (BCE). El economista Richard Koo lo ha explicado con claridad. Con el estallido de la burbuja tecnológica a principios del siglo XXI, el BCE puso en marcha una política monetaria fuertemente expansiva. Según el BCE, era la adecuada, aunque perjudicó la competitividad y la estabilidad económica y financiera de países poco afectados por la crisis de las puntocom, como España, Irlanda o Grecia. Y lo era porque Alemania no podía aplicar una política fiscal más expansiva para salir de una crisis que le afectó mucho más que a los países mencionados.

Con datos de 2011, la deuda privada en España se situó cerca del 300% del PIB (la deuda pública, en el 70% del PIB), la tercera más elevada de los países de la OCDE, tras Irlanda y Reino Unido. Con el inicio de la crisis, tanto los hogares como las empresas españolas tratan, en parte obligados por la falta de financiación, de disminuir su deuda, para lo que necesitan gastar menos de lo que ingresan. Mientras que en 2007 el sector privado presentó un déficit del 11.5% del PIB, en 2009 generó un superávit del 6,4%. Es decir, en apenas dos años, un cambio de 18 puntos del PIB, y la tendencia se ha mantenido en 2010 y 2011 con superávits del 5,4% y del 5,2%, respectivamente.

En una economía todos los agentes a la vez no pueden gastar menos de lo que ingresan. Por ello, este cambio en el saldo financiero del sector privado tuvo como contrapartida un cambio en sentido inverso del saldo del sector público. En efecto, mientras que en 2007 el sector público tuvo un superávit del 1,9% del PIB, en 2009 alcanzó un déficit del 11,2% y, aunque en menores cuantías, el déficit público se ha mantenido elevado en 2010 y 2011 (9,3% y 8,5%, respectivamente).

En mi opinión algunos economistas consideran erróneamente que es el déficit del sector público el que ha obligado a ahorrar al sector privado. Es lo que se conoce como efecto crowding-out. Sin embargo, los hechos no apoyan esa teoría. Es imposible identificar medidas discrecionales de política fiscal que puedan explicar un cambio en el saldo del sector público de más de 13 puntos de PIB. La medida más importante y conocida, el Plan E, apenas supuso el 2% del PIB. Por tanto, es el comportamiento del sector privado el que explica, en gran medida, el comportamiento de las cuentas públicas. Podría decirse que la mejor política de consolidación fiscal será aquella que contribuya a reducir la deuda de hogares y empresas.

Cabe otra posibilidad: que el sector exterior fuese capaz de absorber el superávit del sector privado, de modo que el sector público pudiese equilibrar sus cuentas. Ello, con datos de 2011, exigiría un superávit exterior del 5,2% del PIB, algo que no parece factible sin provocar una recesión muchísimo más acusada que la que vivimos. En 1991, justo antes de las devaluaciones de la peseta, la economía española tenía un déficit exterior del 3,5% del PIB, casi la misma cifra que en 2011 (3,4%). Tras las tres devaluaciones de la peseta en 1992 y 1993 (de aproximadamente un 20% acumulado), conseguimos equilibrar nuestro sector exterior. Ésta podría ser una referencia. Pero dado que ahora tenemos una enorme deuda externa (cerca del 100% del PIB), parece razonable marcar como objetivo un superávit exterior del 1,5%, como tuvimos a mediados de los 80 y que es prácticamente el máximo de la serie histórica.

Para que España pase de un déficit exterior del 3,4% a un superávit del 1,5%, algún país de la zona euro (Alemania, esencialmente) debe ver reducido su superávit exterior, pues Estados Unidos no permitirá a la Eurozona incrementar su superávit exterior. En todo caso, un superávit exterior del 1,5% del PIB (si el sector privado mantiene su superávit del 5,5% para seguir reduciendo su deuda) implica un déficit público en el medio plazo del 4% del PIB, lo que con datos actuales supone un déficit primario del 1%. Dado que este escenario se mantendrá unos años, la clave es hacer compatible este déficit con la sostenibilidad de la deuda pública.

Suponiendo que el objetivo es estabilizar la deuda pública en el 90% del PIB, que el crecimiento real puede ser del 1,5% en los próximos años (un mayor crecimiento facilitaría la sostenibilidad de nuestra deuda, de ahí la importancia de las reformas estructurales) y que la inflación rondará el 2% (objetivo del BCE), llegamos a la conclusión de que para que nuestra deuda pública no entre en una senda insostenible, necesitamos tipos de interés nominales del 2,4%, cuando ahora el tipo interés medio efectivo es del 4,1% y los tipos de mercado están más cerca del 6%. Sólo con una inflación del 4% (en la Eurozona, para no perder competitividad con nuestros socios comerciales), nuestra deuda pública sería sostenible con el actual interés. Bruselas, Fráncfort y Berlín deben entender que la sostenibilidad de las cuentas públicas españolas necesita tipos de interés de la deuda muy inferiores a los actuales y/o una mayor inflación en el conjunto de la zona euro.

Éstas son condiciones necesarias para la recuperación económica en España, pero no suficientes. Para ello, es imprescindible avanzar con más rapidez en la reducción de la deuda privada y, sorprendentemente, ninguna medida se ha tomado en esta dirección en los últimos años. En esto debe concentrarse la política económica europea y española en los próximos meses. Si vamos a pedir un rescate, utilicémoslo con inteligencia.

5
Jul
4
Jul

Master class on Credit Default Swaps

Escrito el 4 julio 2012 por Antonio Rivela Rodríguez en Financial Markets

Yesterday, Prof. Antonio Rivela broadcasted a brand new master class related to the CDS market. The ultimate goal is to market the IE Business School finance area on an international basis.


Source:Goldonomic

Link to the Master class on Credit Default Swaps broadcasted globally to IE Business School potential students in finance.

It lasts 45 minutes plus 15 minutes student questions.

I hope it is useful and fun.

31
May

El modelo de Banca Seguros

Escrito el 31 mayo 2012 por Antonio Rivela Rodríguez en Analisis Financiero, Financial Markets

El modelo de negocio en el que se combina los sectores de banca y seguros, al que se le conoce como “Bancassurance”, describe la alianza estratégica (o Joint Venture) entre un banco y una compañía de seguros, donde la aseguradora utiliza el canal de distribución del banco para comercializar sus seguros.

Este modelo de Bancassurance permite a la compañía de seguros mantener departamentos comerciales más reducidos, al ser vendidos sus productos por empleados del banco, a la propia red de clientes del banco. Por otro lado, las pólizas de seguro son procesadas y administradas por la compañía de seguros, la cual se centra en el producto, y no en la venta.

Los empleados del banco reciben asesoramiento por parte del personal de la compañía de seguros (Dpto. de bancassurance de la aseguradora) como puede ser: información del producto, campañas de marketing o cursos comerciales.

En algunas ocasiones la aseguradora presta servicios actuariales (el equipo del actuario senior o “appointed actuary” realiza informes sobre el nuevo negocio creado por las pólizas comercializadas en la JV), de inversión (tanto la compraventa de bonos/acciones “front” y como la contabilización de los mismos “back”), de gestión de riesgos entre activos y pasivos (“ALM” – asset liability management) o de contabilidad y control, entre otros.

Ambos, el banco y la compañía de seguros se reparten la comisión según el porcentaje de control de la alianza estratégica.

Este modelo de negocio está fuertemente implantado en países como España, Francia, Austria y Reino Unido.

En España, tradicionalmente el regulador del sector asegurador (Dirección General de Seguros-DGS), solo permite comercializar el producto de una única compañía de seguros a través de cada banco o caja específico. Por lo que, al recientemente fusionarse la mayoría de las cajas, se están produciendo cambios en las alianzas, al cambiar el control de las instituciones financieras españolas.

En algunos países, este modelo está prohibido, al dar demasiado peso a los bancos sobre el sector financiero/asegurador. De hecho, en países como Estados Unidos donde dominaba la Glass-Steagall Act, ha sido recientemente legalizado gracias a la Gramm-Leach-Billey Act.

Otra acepción interesante de este fenómeno, es la utilización de productos de banca privada (PrivatBancAssurance), bajo un paraguas de póliza de seguros, por razones fiscales-financieras. Por ejemplo, la utilización de un bono cupón cero a cinco años, como póliza de seguros, para mejorar su tratamiento fiscal en España.

Para más información sobre bancassurance…

20
Abr

Participaciones Preferentes (El País Digital)

Escrito el 20 abril 2012 por Antonio Rivela Rodríguez en Financial Markets

Os dejo con este video blog de El País Digital sobre Participaciones Preferentes analizadas desde un prisma financiero y regulatorio.

Link al País Digital

Análisis Financiero

• Las empresas acuden a los mercados financieros en busca del capital necesario para financiar sus inversiones. Se encuentran entonces con tres alternativas: acciones, bonos (senior y subordinados) y participaciones preferentes.
• Las acciones, representan una propiedad sobre la sociedad que las emite, es decir, otorgan un derecho sobre los beneficios futuros de la empresa y también la capacidad de emitir un voto en las juntas de accionistas . La ganancia para el inversor se produce a través de los dividendos, en caso de existir, o durante la venta de la acción.
• En el caso de los bonos u obligaciones, el inversor no es dueño de los activos de la empresa, sino que adquiere parte de su deuda a cambio de recibir unos pagos periódicos durante la vida del bono y la devolución del principal en la fecha de vencimiento.
• En caso de liquidación de la empresa, por ejemplo en una situación de bancarrota, los inversores en deuda cobrarán primero. Los accionistas cobrarán en último lugar, después de haber satisfecho a todos los acreedores.
• Finalmente, las participaciones preferentes se sitúan en un terreno intermedio al de los dos anteriores, presentando características de ambos tipos de valores.
• Al igual que las acciones, la participación preferente proporciona dividendos al inversor periódicamente, aunque el emisor no tiene obligación de proveer estos dividendos, aunque sí debe hacerlo en caso de que quiera dar dividendos en sus acciones ordinarias. Estos dividendos son fijos y más altos que en las acciones ordinarias, por ejemplo Caja Madrid y Banesto ofrecían rentabilidades cercanas al 7% antes de la crisis. El hecho de no distribuirlos, suele ser considerado como una mala señal por el mercado.
• En el caso de las preferentes acumuladas, en caso de no proporcionar un dividendo, éste se acumula hasta la siguiente fecha en la que el emisor vuelva a hacer pago de dividendos; se parecerían entonces a un bono que ofrece una renta fija.
• En el caso de preferentes no acumuladas, el emisor se olvida de este pago, y no estaría obligado a distribuirlo; se comportan pues de manera similar a las acciones, donde los dividendos se distribuyen a discreción de la dirección.
• De acuerdo a la fecha de vencimiento, las acciones preferentes pueden parecerse a un bono si efectivamente disponen de ella, o a una acción, cuando no vencen nunca; en este caso se conocen como preferentes perpetuas o perps.
• Generalmente el emisor de la preferente tiene el derecho a partir de cierto año y periódicamente hasta vencimiento ,de cancelar la emisión, devolviendo a los inversores el importe nominal íntegro con lo que éstos obtienen la rentabilidad inicial esperada. Esto es más frecuente en las preferentes perpetuas
• En caso de liquidación del emisor, la preferente tiene una jerarquía de reclamación inferior a los bonos, pero superior a las acciones.

Análisis Regulatorio

• Con las nuevas normas introducidas en junio de 2004 en el comité de Basel II, los bancos precisaban de un mínimo de 4% tier 1 core capital y las participaciones preferentes podrían contar para el mismo si cumplían con unos determinados requisitos
• Posteriormente en 2010, Basel III elevó el umbral mínimo tier 1 al 8.5%. De éste, al menos el 7% deben ser acciones ordinarias y reservas. Las preferentes computan como tier 1 si son subordinadas, tienen dividendos no acumulados y a discreción de la empresa y no tienen una fecha de vencimiento ni un incentivo para cancelarlos.
• De acuerdo a las directivas de Basel II, en España se desarrolló la Ley 36/2007, donde las participaciones preferentes contarían como un instrumento Tier 1 siempre que estuviese subordinadas a todos los acreedores de deuda, fuesen no acumuladas y pudiesen ser canceladas por el emisor sólo después de un mínimo de 5 años.
• En vista de la delicada situación del sector financiero y en línea con las directrices de Basel III, el Real Decreto Ley 2/2011 adoptó medidas extraordinarias para fortalecer el sector en España. Entre ellas un tier 1 ratio mínimo del 8% o 10% en función de la dependencia de la entidad del mercado interbancario e incluso mayor en función de los resultados obtenidos en los test de estrés efectuados en el sector. Se excluyen del tier 1 las preferentes que pueden ser llamadas por el emisor, eliminando el umbral de los 5 años. Para las preferentes que ya habían sido emitidas, existe un régimen transitorio que permite su inclusión en el Tier 1 hasta 2014. Desde este momento todas las preferentes deberían ser convertidas en acciones ordinarias para ser incluidas en Tier 1.
• Desde 2009 hasta final de 2011 hubo 24 emisiones de preferentes emitidas por instituciones financieras por un importe total de 11365 millones euros con un 32% correspondiente a bancos y un 68% a Cajas. Todas menos uno de acuerdo a las especificaciones de la ley 36/2007 para contar como TIER 1.
• Desde la aprobación del Real Decreto Ley 2/2011, no ha habido más emisión de preferentes a minoristas por parte de Cajas ni bancos.

Para más info sobre productos financieros…

21
Dic

Bonus 2011: De múltiplos a fracciones

Escrito el 21 diciembre 2011 por Antonio Rivela Rodríguez en Financial Markets

En este post sobre relaciones laborales desde el prisma financiero publicado por Netvalue Digital, nos hemos fijado en una noticia negativa para el mercado laboral del sector bancario.

Según el reconocido periodista financiero de Bloomberg Ambereen Choudhury, se espera que los bonus (compensación variable) de los profesionales bancarios en Londres para este ejercicio 2011, pagadero en el primer trimestre del 2012, disminuya a un quinto de los niveles del año anterior.

Como siempre, el mercado financiero se comporta de forma exagerada hacia ambos lados de las colas de la distribución. Ni es lógico que un profesional sin experiencia gane múltiplos de millones de dólares, ni tampoco lo es, que un Managing Director o Partner, experto con 15/20 años de seniority, que ha hecho un gran año para su firma de forma coherente, no pueda obtener su merecida compensación en línea con las ventas de su área.

Tampoco era lógico, como comentábamos hace dos años, en los albores de la crisis financiera, que Goldman Sachs pagase bonus record. Ver artículo en Netvalue Digital.

Os dejo con el artículo de bloomberg en inglés abajo.

Bankers in London’s financial districts expect bonuses to shrink by about a fifth from last year as the sovereign-debt crisis crimps revenue.
The average worker in the U.K. capital’s Square Mile and Canary Wharf expects to receive a bonus valued at about 19,920 pounds ($30,854), or 24 percent of their base pay, according to a survey by recruitment firm Astbury Marsden. That’s down from about 35 percent of base pay, or 25,570 pounds last year. The estimate is based on an average salary of 83,000 pounds.
“That is a real shift in sentiment on bonuses from previous years,” Mark Cameron, chief operating officer at Astbury Marsden, said in the statement. “In the pre-credit crunch days, bonuses were talked about in many multiples of base pay. This year the expectations are for fractions of salary.”
Lenders are reducing staff from New York to London as the European sovereign-debt crisis roils markets, crimps revenue from trading stocks and bonds, and deters companies from takeovers or stock offerings. Banks are struggling to cut fixed costs after raising base salaries of investment bankers by as much as 100 percent to cushion cutbacks after regulators, including those in Britain, imposed limits on bonuses.
New York Cutbacks
The cuts are also extending to staff on Wall Street, according to a Wall Street Journal report today, citing a survey by Options Group. Annual compensation on Wall Street may fall 27 percent to 30 percent from a year earlier, making it the lowest level since 2008, the report said. Bonuses on average may drop 35 percent to 40 percent, according to Options Group.
Banks, insurers and asset managers in Western Europe have been hardest hit by falling revenue, announcing about 105,000 dismissals this year, 66 percent more than in 2008 at the depths of the financial crisis, data compiled by Bloomberg show. The 50,000 job cuts in North America this year are more than twice last year’s and fewer than the 175,000 in 2008.
Managing directors are expecting a bonus equivalent to 70 percent of their base pay, or about 166,000 pounds, based on a salary of 237,000 pounds, Astbury Marsden said.
The firm polled 1,380 City professionals, from analysts to senior bankers. The biggest bonus expectations came from merger bankers, while those working in fixed income had the lowest bonus expectations, Astbury Marsden said.
Investment banks set aside revenue throughout the year for compensation and tend to decide bonuses at year-end, with most paid out in February and March.

To contact the reporter on this story: Ambereen Choudhury in London at achoudhury@bloomberg.net

1 2 3 12

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar