30
Jul

Formas de generación de energía eléctrica I: Centrales de ciclo combinado

Escrito el 30 julio 2014 por Antonio Rivela Rodríguez en Uncategorized

A raíz de la publicación en el BOE del Real Decreto 413/2014, referido a la regulación de la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables, cogeneración y residuos, se han puesto de actualidad las posibles consecuencias que ello podría tener para este tipo de instalaciones de producción.

Por tanto, en la próxima serie de blogs detallaremos las diferentes formas de generación de energía eléctrica más importantes, y empezaremos por las centrales de ciclo combinado.

Una central de ciclo combinado es una central eléctrica en la que la energía procedente del combustible utilizado se transforma en electricidad mediante dos ciclos diferentes: el correspondiente a una turbina de gas y el correspondiente a una turbina de vapor.

El funcionamiento no es complicado: primero, se utiliza el gas entrante para alimentar la turbina de gas, de la cual salen a una elevada temperatura unos gases de escape que se usan a su vez como input para producir vapor, que mueve una segunda turbina (de vapor). Ambas turbinas están conectadas a un alternador de modo que se genere la energía eléctrica, objetivo de todo el proceso.

Por otro lado, el vapor sobrante en el segundo ciclo va a un condensador que lo licua y convierte en agua fría, que retrocede en el proceso hasta encontrarse con los gases salientes calientes del primer ciclo. Así se forma el vapor que alimenta el segundo ciclo.

Todo este proceso permite poder utilizar el combustible primario de una forma más eficiente (suele ser gas natural como aquí hemos descrito, pero también se puede usar gasóleo, carbón o incluso biomasa), ya que la parte de combustible primario que no se aprovecha directamente para la generación de electricidad se usa como alimentación para el segundo ciclo mediante la transformación de los gases de escape en vapor.

Por tanto, en este tipo de instalaciones la idea fundamental es aprovechar el calor generado por el primer proceso para llevar a cabo el segundo proceso, de ahí que hablemos de ciclos combinados.

A continuación, a modo de resumen, se incluye un esquema simplificado que muestra todo el proceso descrito anteriormente, de una forma más clarificadora:

Captura de pantalla 2014-07-30 a la(s) 18.27.09

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar