- Finance Weblog - https://finance.blogs.ie.edu -

Productos de inversión basados en seguros minoristas empaquetados (PRIIPs)

A raíz de la gran crisis financiera de 2008 se ha aumentado la supervisión y regulación del sector financiero siendo los principales objetivos dentro de la Unión Europea el reconstruir la confianza en los mercados y aumentar la protección al consumidor.

02

Uno de estos avances lo encontramos en el Reglamento de la Unión Europea nº 1286/2014 que regula los productos de inversión minorista empaquetados (PRIIPs) que, aunque entró en vigor el 29 de diciembre de 2014, es directamente aplicable en todos los estados miembros desde el 31 de diciembre de 2016.

Los PRIIPs son aquellos productos en los que el importe reembolsable al inversor minorista está sujeto a fluctuación. Aunque en la terminología internacional ambas quedan recogidas bajo las siglas PRIIP, en España se trata de un producto que es uno o ambos de los siguientes:

  1. Producto de inversión minorista empaquetados: La suma a devolver al inversor está sujeta a fluctuaciones por la exposición a valores de referencia o al rendimiento de uno o más activos no adquiridos directamente por el inversor minorista.
  2. Producto de inversión basado en seguros: El valor de vencimiento está total o parcialmente expuesto, directa o indirectamente, a la fluctuación de mercado.

En cuanto al alcance de la regulación hay que destacar que, aunque no existe una lista exhaustiva, algunos de los productos incluídos son los fondos de inversión, productos estructurados, productos de seguro, productos de seguros de vida con un elemento de inversión, inversiones derivadas y depósitos estructurados. Asimismo, cabe la posibilidad de futuras revisiones que modifiquen el alcance del reglamento.

Al ser uno de los objetivos principales el mejorar la transparencia en los mercados, se obliga a los fabricantes del producto a preparar un documento breve y estandarizado de información clave para el inversor (KID- Key Information Document) que debe ser facilitado por la entidad asesora o vendedora del PRIIP. En el artículo 6 del Reglamento se detallan las características de formato, idioma y publicación que deben seguirse. La información requerida debe mantenerse actualizada y, en caso de realizarse algún cambio, debe ser redistribuída a los inversores minoristas. Esta información que el KID debe contener es:

[1]

Dado que en España el 90% de la distribución de fondos de inversión se realiza a través de entidades de crédito y servicios de comercialización y, que el 82% del inversor en fondos es minorista e invierte menos de 20.000 euros, existe el miedo a que si disminuye la comercialización de los mismos por las trabas que MiFID II supone, en vez de aumentar el acceso a los fondos por otras vías como el asesoramiento, se de una menor comercialización de fondos a favor de otro tipo de productos.

Además, Insurance Europe, vaticina que puede darse una sobreabundancia de datos precontractuales al ser tres las normativas vigentes en materia de seguros: la directiva Solvencia II, PRIIPs y la propuesta sobre mediación en los seguros IMD 2 que, aunque tengan objetivos diferentes, cuentan con obligaciones de entrega de documentación similares recibiendo un inversor tres informaciones muy parecidas si no iguales en distintos formatos. 

Antonio Rivela

Profesor de IE Business School [2] y Experto Forense en Netvalue Forensic [3]